fbpx

Día(s)

:

Hora(s)

:

Minuto(s)

:

Segundo(s)

Hace apenas unos días, recién comenzada la nueva temporada de caza, se ha firmado un convenio entre el Gobierno de Castilla la Mancha y los presidentes y delegados del sector cinegético en la región, con el objetivo de impulsar la formación de los cazadores, los especialistas de control y los vigilantes de cotos de caza.

Este acuerdo, tiene su origen en la necesidad de la existencia de un pacto por la caza, y la demanda de regulación de los cursos de formación en el sector por los distintos actores implicados.

Si quieres conocer más sobre este convenio sigue leyendo.

 

 

EL CONVENIO DE IMPULSO A LA FORMACIÓN EN CASTILLA LA MANCHA

 

Este Convenio, tiene su origen en el “Pacto por la Caza” firmado por el Gobierno de Castilla-La Mancha en Mayo y responde a una necesidad que se detectaba hace tiempo, incluyendo la recuperación de la figura del vigilante de caza.

Así, viernes 27 de Octubre tuvo lugar la firma de dicho Convenio, por la Consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez, y el presidente de la Federación Regional de Caza, Agustín Rabadán, el presidente de APROCA Castilla-La Mancha, Luis Fernando Villanueva, la Presidenta de la Asociación ATICA Castilla-La Mancha, Ángela Ormeño, y el secretario del centro EFA oretana, Juan Carlos Moraleda.

Un convenio pionero que, durará desde Enero de 2024 hasta Diciembre de 2027, y deja de manifiesto la relevancia del sector cinegético en el desarrollo socioeconómico del mundo rural de nuestra región.

 

El Acuerdo como medio para fomentar la actividad cinegética en nuestra región

 

La Consejera de Desarrollo Sostenible, Mercedes Gómez señala que “los objetivos recogidos en el Convenio ya se incluyeron en el “Pacto por la Caza” firmado por el Presidente García-Page en Mayo, y forma parte del compromiso adquirido para simplificar la burocracia administrativa y fomentar la actividad cinegética como nicho de empleo en el medio rural”.

En este sentido, cabe destacar que la actividad cinegética en nuestra Comunidad Autónoma cuenta con 115.000 licencias, moviliza 600 millones de euros al año y crea cerca de 14.000 empleos. Tal y como destaca Gómez, este sector ha contribuido a disminuir la tasa de paro regional, reduciéndose “del 27 al 11,85 por ciento”.

 

 

NOVEDADES DEL CONVENIO DE IMPULSO A LA FORMACIÓN DE CASTILLA LA MANCHA.

 

Cabe destacar que es un acuerdo novedoso, ya que por primera vez se faculta a las asociaciones y federaciones profesionales del sector cinegético, para que formen en la actividad cinegética, bajo supervisión de la administración autonómica, a los nuevos cazadores y cazadoras, así como a los especialistas de control y a los vigilantes de caza en sus propias instalaciones.

En el caso de esta última figura, el Convenio recoge una demanda fundamental del Sector que es recuperar al vigilante de caza, suprimido en la legislación desde el año 2015.

En cuanto a la formación, se realizarán dos cursos de especialización de profesionales, que tendrán una parte práctica y una teórica a través de un examen que gestionará la propia Consejería.

El primero será de 20 horas para obtener la licencia de caza, y el segundo de 30 horas para los vigilantes de cotos.

El Convenio recoge que, quienes sean considerados aptos tras aprobar los correspondientes exámenes, que constan de una parte teórica y otra práctica, obtendrán la licencia de caza de la región, la habilitación para el uso de métodos de captura homologados para el control de predadores en aquellos cotos que lo tengan autorizado, y estarán capacitados para desarrollar las funciones de vigilante de caza en terreno cinegético.

Cabe destacar aquí que, mientras las licencias de caza de Castilla-La Mancha son gratuitas para todos los residentes de la región y no caducan, los certificados de vigilantes y especialistas de control de especies, tienen una vigencia de 5 años.

Otra de las novedades del convenio es la formación en sostenibilidad para “mantener la caza”, en palabras de la Consejera, para lo que se conformará un Comité de Seguimiento que asegure el cumplimiento del Convenio.

 

Promoción en Redes Sociales

 

Se habilitarán dos Campañas, una para la promoción de la caza y los cotos de titularidad pública, y otro para la promoción de la caza sostenible.

La Consejera de Desarrollo Sostenible, acompañada por el viceconsejero de Medio Ambiente, José Almodóvar, avanzó así el lanzamiento de una campaña en redes sociales de la Consejería en favor de la actividad cinegética sostenible, solicitando la colaboración del sector en su difusión, con el fin de “visibilizar la importancia del sector como puntal para el desarrollo de las zonas rurales donde se realiza esta actividad”, y también “como práctica sostenible para la conservación de la biodiversidad y el equilibrio de ciertas especies”.

Otro de los objetivos de esta campaña es “impulsar la actividad animando a la población, especialmente a las mujeres”.

 

 

EL PACTO POR LA CAZA

 

Este acuerdo fue firmado el día 18 de mayo de 2023, por el Presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page con varias asociaciones del sector que representan unos 1200 cotos, sumando más de 5 millones de hectáreas.

Durante el acto, se defendió la caza sostenible, recalcando que la caza es “no sólo factor social y tradicional, en buena medida con claro componente histórico y cultural, sino con una faceta claramente económica y de empleo” ya que es un sector que tiene “directa o indirectamente más de 13.000 empleos vinculados”.

Este Pacto fue firmado por la Presidenta de ATICA, Angela Ormeño, el presidente de la Federación de caza de Castilla-La Mancha, Agustín Rabadán, el presidente de APROCA Castilla-La Mancha, Luis Fernando Villanueva, entre otros.

La consejera también ha indicado que tal y como se recoge en este Pacto, “no sólo hemos venido recuperando desde 2015 los cotos sociales, sino que año tras año, los vamos ampliando, y ya en la presente temporada son nueve en la región, con un total de 13.000 hectáreas cinegéticas de cotos sociales los que ponemos a disposición de nuestros cazadores y cazadoras”. El último en ponerse en marcha ha sido el coto social de Riofrío, en el término municipal de Puebla de Don Rodrigo (Ciudad Real), con una superficie de 825 hectáreas.

Objetivos del pacto por la caza

 

Como objetivos de este plan, encontramos los siguientes:

  • Actualización de la legislación vigente y búsqueda de soluciones a la gestión administrativa relacionada con la actividad cinegética
  • Protección y recuperación de la caza menor
  • Promoción y defensa de la caza social y colectiva
  • Acometer una visión de la caza como el mayor nicho de empleo para el medio rural
  • Poner en marcha una normativa específica de rehalas, pues e trata de animales de trabajo
  • La declaración de la Montería como Bien de Interés Cultural (BIC)
  • Permitir que en el Parque Nacional de Cabañeros se realicen controles poblacionales de ungulados (ciervo, jabalí, corzo, gamo y muflón), por parte de los propietarios de los terrenos
  • Formación del Sector

En su desarrollo, se incluye la reforma de la Ley de Caza de Castilla-La Mancha, la modificación urgente y puntual de algunos artículos del Reglamento de Caza, la reforma de la Ley de Conservación de la Naturaleza de la región y aspectos relacionados con la simplificación administrativa que supone la gestión de un coto.

Además, se anunció la inclusión en planes de educación primaria de materias de educación ambiental que incluyan la actividad cinegética, al igual que ya se hace en otras Comunidades como Andalucía o Extremadura.

También se apuesta por la armonización de los períodos de veda, la inversión en la actividad cinegética de al menos el 10% de los retornos fiscales.

Se aboga por mayor apoyo institucional de la caza, resaltándose los valores sociales, culturales, deportivos y económicos de esta actividad, haciendo necesario un plan público de promoción de lo que representa la actividad cinegética a través de espacios en los medios públicos de comunicación.

En relación a la formación, que tratamos en este Blog, y en materia de empleo, el documento propone el fomento de la formación de todos los empleos que se generan en la caza, poniendo en marcha incentivos fiscales y la creación de una escuela regional de Caza.

 

Desde Sierra Wild, consideramos que estas iniciativas, a través de Convenios y acuerdos entre los distintos agentes del sector, son muy positivas ya que contribuyen a dar a la actividad cinegética el lugar que merece, siendo la formación un pilar fundamental.