carne de caza

La carne de caza, una delicia llena de ventajas

publicado el BTODigital |

La carne de caza es tanto una delicia gastronómica como una variedad llena de propiedades nutricionales. Abordamos estas cuestiones en los siguientes apartados.

Propiedades y beneficios

A pesar de que su consumo alcanza tan solo un 29 % y de que la mayoría de la población desconoce qué se entiende por carne de caza, los nutricionistas recomiendan su consumo periódico para disfrutar de sus ventajas.

Una carne natural

Los animales se crían en libertad alimentándose de lo que encuentran en su hábitat. Además, están siempre en movimiento lo que garantiza que la carne tenga menos grasa y más fibra. La ausencia de aditivos, tan habituales en explotaciones ganaderas para acelerar el engorde, te garantiza la pureza de cada pieza. Su sabor es más fuerte que el de la carne que compras en el supermercado, pero puede suavizarse con la guarnición correcta.

Una fuente de nutrientes

Apenas contiene grasa, es rica en Omega-3 y en cada plato que prepares ingerirás los nueve aminoácidos esenciales para que tengas un óptimo estado de salud. Su consumo es compatible con una dieta de adelgazamiento. Sirva la siguiente información como ejemplo:

  • Por cada 100 gramos, la carne de cerdo te aporta 20 de proteínas, 155 calorías y 8,3 mg de grasa.
  • La de jabalí, contiene 19 gramos de proteína, 109 calorías y 3,4 mg de grasa.
  • La carne más hipocalórica es la de corzo, con 100 calorías por cada 100 gramos.
  • Las que aportan más proteínas, 23 gramos por cada 100, son las de conejo y las de perdiz.
  • La que tiene menos grasa, 1,6 gramos por cada 100, es la de perdiz.
  • De tener problemas de hidratación, la carne de perdiz, con 75,4 gramos de agua por cada 100 gramos, y la de corzo, con 75,7, son las más indicadas.

En lo que respecta al contenido en minerales, este tipo de carne posee zinc, selenio (recomendado para proteger tu salud cardiovascular), hierro, fósforo (esencial para el funcionamiento del cerebro), potasio y magnesio (acelera la recuperación muscular). En lo que respecta a la vitamina B6 (esencial para la metabolización del zinc y del magnesio), te aconsejamos que consumas carne de liebre, faisán o perdiz para tener el aporte necesario. Otras vitaminas, como la B3 o la B12, también forman parte de los nutrientes de la carne que te venimos describiendo.

Distintos cortes

La variedad de cortes se aplica para aprovechar al máximo la textura de la carne. El lomo o el solomillo apenas contienen grasa y se adaptan muy bien a preparaciones a la plancha. Las piezas enteras, perdiz y codorniz entre otras, son ideales para asarlas al horno.

Solo tienes que poner en práctica tus secretos culinarios para conseguir un sabor que no se vea empañado por los posibles aderezos que utilices. El secreto está en mantener ese gusto intenso como base de tu receta.

Una alternativa sostenible

De elegir esta alternativa, estarás apostando por apoyar a productores locales y por pagar un precio siempre adecuado, ya que se trata de carnes de temporada. Evitarás consumir la procedente de animales criados en condiciones pésimas que terminan por afectar a la calidad de su carne (estrés, uso de sustancias químicas para alterar su crecimiento, etcétera).

¿Cuánta  cantidad puedes comer a la semana?

Se aconseja unos 150 gramos. Recuerda que, al comprarla, debes dejarla reposar varios días. Igualmente, confía exclusivamente en la que haya pasado por un control de sanidad ya que en el interior de la carne puede haber restos de plomo. Asimismo, de haber sido herido el animal en su intestino, su carne puede contaminarse.

Un reclamo gastronómico perfecto

La gastronomía de Castilla-La Mancha, por citar un ejemplo, está llena de recetas de jabalí, ciervo o perdiz. La intensa actividad cinegética de la zona conlleva que, cada año, miles de viajeros visiten bares y restaurantes en busca de este auténtico reclamo gastronómico.

Estofados, asados, escabeches y guisos han convertido a la región en la mayor consumidora de esta carne, siempre perfecta para apreciar una textura y un sabor únicos.

¿Quieres disfrutar de la mejor gastronomía cinegética?

Solo tienes que confiar en Sierra Wild. Nos encargamos de recoger las piezas de caza menor y mayor en el campo, de pasarlas por un control sanitario y de prepararlas para su correcto envasado. En 48 horas tendrás tu pedido en tu casa o negocio. Gracias a la producción en extensivo, garantizamos que cada animal se cría en total libertad.

Apostamos por una gastronomía cinegética sostenible que apoye la biodiversidad. Disponemos de carne de venado, jabalí, gamo, perdiz, faisán, liebre, paloma y conejo. No usamos aditivos y te enviamos la carne ya cortada y limpia. Solo tienes que abrir el envase y cocinar. De ti depende convertir la carne de caza en la merecida protagonista de tus recetas. Te aseguramos que vas a triunfar desde el primer bocado.